Bogotá desierta un primero de enero

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

 

Aire puro y mucho sol son constantes el primero de enero en Bogotá. Foto: Juan Uribe

Aire puro y mucho sol son constantes el primero de enero en Bogotá. Foto: Juan Uribe

Durante los últimos días de diciembre y los primeros de enero es ideal estar en Bogotá, que por esta época es un destino perfecto para quienes queremos descansar y recargar energía. Con una temperatura que de día ronda los 22 grados centígrados, con un cielo despejado y la vista relajante de las montañas hacia el oriente, mi ciudad muestra su cara más amable.

Y lo hace justo cuando es un placer caminar por sus calles sin carros, cuando se puede respirar aire limpio debido a que los trancones son solo un mal recuerdo que quisiéramos que se esfumara con el año que se despide.

El santuario de Monserrate, visto desde el Parkway, en Bogotá. Foto: Juan Uribe

El santuario de Monserrate, visto desde el Parkway, en Bogotá. Foto: Juan Uribe

Durante un paseo por la mañana se oyen los trinos de los pájaros, se perciben el olor a pasto recién cortado sobre los andenes y el sonido de las hojas secas que crujen bajo las pisadas. Es posible detenerse en la glorieta de la calle 100 con la carrera 15, aspirar con fuerza y llenar los pulmones de oxígeno.

Por eso resulta irónico que precisamente cuando quedarse en Bogotá es una delicia, la mayoría de sus habitantes se empeñen en llenar la terminal de transportes, el aeropuerto y las carreteras para llegar a Cartagena, a San Andrés o a cualquier otro sitio atestado de turistas. Allá, sin duda, tendrán que hacer colas semejantes a las que tuvieron que padecer en los últimos 12 meses.

Mientras playas y restaurantes de otros sitios están repletos, la capital está desierta. Ir en carro de un extremo a otro de la ciudad no toma más de media hora y se puede andar por todas partes sin que los ojos se enrojezcan a causa del humo. Días como estos hacen posible enamorarse de Bogotá.

La calle 19 también se ve casi desocupada el primero de enero en Bogotá. Foto: Juan Uribe

La calle 19 también se ve casi desocupada el primero de enero en Bogotá. Foto: Juan Uribe

La glorieta de la calle 100, en el norte de Bogotá, sin un solo carro. Foto Juan Uribe

La glorieta de la calle 100, en el norte de Bogotá, sin un solo carro. Foto Juan Uribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
Read previous post:
Es mejor viajar sin afán

Mi trabajo ha consistido en viajar durante casi los últimos nueve años. He conocido sitios fantásticos en Colombia y en...

Close