Observar aves: 6 consejos para principiantes

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Ana María Castaño, presidente de la Sociedad Antioqueña de Ornitología, cuenta cómo observar aves y disfrutar de este tipo de turismo que toma fuerza en Colombia.

La finca Alejandría, en el Kilómetro 18, cerca de Cali, es un buen sitio para observar aves. Allí vi esta Aulacorhynchus prasinus (tucaneta esmeralda). Foto: Juan Uribe

 

Hace pocos meses empecé a observar aves, inicialmente por la curiosidad que provocaron en mí tantos amigos de Facebook y de la vida real que en sus conversaciones no paraban de hablar de pájaros.

 

Se trataba de gente chévere, así que me propuse tratar de encontrar qué era lo que tanto les emocionaba y a finales de diciembre le pedí a una tía unos binoculares prestados y dediqué varios días a observar aves en el norte del Tolima.

 

Tal como me lo habían advertido muchas personas, me engomé. Tanto que hace algunos días asistí a mi primera feria de observación de aves: Colombia BirdFair, en Cali.

Los pajareros desarrollan una particular habilidad que les permite permanecer en posiciones incómodas por bastante tiempo con tal de observar aves. Foto: Juan Uribe

 

Allí, muy amablemente, Carlos Mario Wagner, el director de la feria, me consiguió un cupo para una de las pajareadas. Fui al Kilómetro 18, a más o menos una hora de Cali, y aprendí de pajareros expertos dispuestos a enseñarme cómo gozar este nuevo pasatiempo.

 

Vi pájaros lindísimos, como la Chlorochrissa nitidissima (tángara multicolor), un bicho al que parece que en su plumaje le hubieran caído acuarelas verdes, amarillas, azules y negras. También les tomé fotos al Melanerpes formicivorus (carpintero de robledal) y a la Aulacorhynchus prasinus (tucaneta esmeralda).

La Tangara arthus (tángara dorada) se puede ver en los bosques del Kilómetro 18, cerca de Cali. Este es un gran destino para observar aves. Foto: Juan Uribe

 

No estoy tratando de descrestar a nadie con los nombres, que gentilmente me indicó Ana María Castaño, presidente de la Sociedad Antioqueña de Ornitología. Ella fue mi fuente para escribir este post en el que quiero dar a conocer 6 consejos que ella ofrece para quienes deseen entrar en este mundo de observar aves.

 

Espero que muchas personas se interesen por esta enorme riqueza natural de nuestro país – tenemos más de 1.900 especies de aves y somos el país con mayor cantidad de ellas en el mundo – y que entre todos ayudemos a conservar los bosques de Colombia para que las aves sigan viviendo entre nosotros.

Los binoculares son esenciales para cualquier aficionado a observar aves. También es clave el libro que permite identificarlas. Foto: Juan Uribe

 

  1. Acompáñese de expertos al comienzo

Para sus primeras pajareadas acompáñese de personas que conozcan de aves porque cuando uno sale a observarlas, normalmente no tiene la sensibilidad y la capacidad de verlas muy bien. Saliendo con alguien que sabe se descubre un mundo completo, mientras que al ir sólo se pierde la mitad de la película: es como ir a cine en chino.

No se trata de contratar a un guía profesional, sino de acompañarse de personas en las organizaciones ornitológicas de su localidad que además son supremamente generosas y siempre están felices de recibir a nuevos miembros y de compartir su conocimiento.

 

  1. Busque siempre la armonía con la naturaleza

Para observar aves hay que ir preparado para estar en armonía con la naturaleza. No se trata de vestirse con el último camuflado sino de tener respeto hacia la naturaleza, de ir consciente de que no se debe producir basura ni arrancar flores. Es esencial proteger el medio ambiente.

El Bosque de Niebla de San Antonio, en el Kilómetro 18, cerca de Cali, es excelente para observar aves como este Melanerpes formicivorus (carpintero de robledal). Foto: Juan Uribe

 

  1. Esto es para divertirse

Hacer silencio para no espantar a los pájaros no significa estar mudo. Cuando uno sale a pajarear se totea de la risa, pero no hay que hacer cosas como tirarle una piedra al pájaro para que lo vea el otro. Se requiere una actitud de armonía, de disfrute, de tomar toda la belleza e incorporarla, y de llevar también toda la actitud positiva en todas las formas.

Cuando no se ven pájaros se ven mariposas, paisajes, ríos, árboles divinos. Hay que ir abierto a entender eso. Esto tiene que ser disfrute, pero si usted es muy estricto, lleva una lista de aves que ve y se lo quiere tomar en serio también está bien. Cada nivel de locura es respetable.

 

  1. La importancia de los binoculares

Tener binoculares es fundamental para observar aves. Ese es el primer elemento que tiene que tener alguien que va a hacer observación de aves. Algunos empiezan teniendo la cámara, pero la cámara no ayuda en la misma forma en que lo hacen los binoculares.

Yo he estado pajareando muchas veces con fotógrafos que toda la vida han salido con la cámara y que cuando uno les dice ‘mira esto que está pasando’ se dan cuenta de que al mirar solamente por el lente de la cámara se pierden detalles del comportamiento de las aves.

Este es el macho de la especie Caethocercus mulsantii, conocido como Rumbito. Lo vi en la finca Alejandría, en el Kilómetro 18 cerca de Cali, donde es muy fácil observar aves. Foto Juan Uribe

 

  1. En todas partes se ven pájaros

No espere a hacer observaciones de aves únicamente cuando lo inviten a un Parque Nacional Natural; aprenda a hacer observaciones desde su casa, desde su oficina o cuando camina hacia el sitio del almuerzo.

Así desarrolla la capacidad de detectar el movimiento, de ver cómo los pájaros se posan en las ramas y entonces va a estar mejor entrenado cuando vaya a una pajareada. No es necesario llevar los binoculares a todas partes, aunque algunas personas muy aficionadas sí lo hacen.

 

  1. Las mejores horas para ver aves

Aunque madrugar es importante, no es garantía de ver aves. Lo que pasa es que la mayoría de ellas se levantan temprano y con hambre porque durmieron toda la noche, entonces van al supermercado. Sólo que el supermercado es un recorrido por el bosque. Después empieza a hacer mucho calor y ellas tienen un metabolismo que no les permite sobrecalentarse, y descansan.

Hay ciertas horas pico: entre el amanecer y las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde hasta que oscurece, teniendo en cuenta que hay épocas del año en que oscurece a horas distintas.

Observar aves puede convertirse en una adicción. Esa es la advertencia que los pajareros les hacen a quienes se interesan por esta clase de turismo. Foto: Juan Uribe

 

6 Comments on “Observar aves: 6 consejos para principiantes

  1. Buenos días, me encanta su artículo. Tengo una corrección. El colibrí en la foto es Calliphlox mitchellii, no Chaetocercus mulsant.

    • Gracias, Matthew. Le consultaré a mi fuente, Ana María Castaño.

    • Muchas gracias. Sobre todo agradezco la generosidad de Ana María Castaño, presidente de la Sociedad Antioqueña de Ornitología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
Read previous post:
Puente de Occidente, tesoro de Antioquia

Luego de más de 120 años de haber sido construido sobre el río Cauca, el Puente de Occidente sigue siendo...

Close