Jardín Botánico, naturaleza en Medellín

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

El Jardín Botánico de Medellín José Antonio Uribe, con su laguna y su bosque, atrae a quienes quieren escapar del bullicio de la ciudad.

La laguna Francisco José de Caldas, en el Jardín Botánico de Medellín, es un imán que atrae a los visitantes a este oasis verde de la ciudad. Foto: Juan Uribe

La laguna Francisco José de Caldas, en el Jardín Botánico de Medellín, es un imán que atrae a los visitantes a este oasis verde de la ciudad. Foto: Juan Uribe

El Metro se detiene en la estación Universidad, me bajo y abandono la plataforma. Abajo, al nivel de la calle, se ve la estructura de techos rojos del Parque Explora, como si fueran los vagones rectangulares de un tren; pero ese lugar destinado a promover la ciencia y la tecnología no es mi destino en esta ocasión. Ahora me dirijo al Jardín Botánico de Medellín José Antonio Uribe.

Cruzo la avenida Carabobo hacia el oriente y allí encuentro este oasis verde en medio de la ciudad. De inmediato siento que estoy en otra parte. Los senderos peatonales pasan por entre un bosque en el que a esta hora del mediodía decenas de personas se refugian del calor.

Los senderos peatonales del Jardín Botánico de Medellín son frecuentados por personas que huyen del ruido de las calles aledañas. Foto: Juan Uribe

Los senderos peatonales del Jardín Botánico de Medellín son frecuentados por personas que huyen del ruido de las calles aledañas. Foto: Juan Uribe

Algunos visitantes extienden un mantel sobre el pasto y se disponen a almorzar; otros leen libros y algunos más se tumban para hacer una siesta bajo el follaje espeso de los árboles. Este es un sitio ideal para interrumpir la prisa que amenaza con dominar la vida de la gente en las capitales.

Los ruidos de carros y buses que inundan las vías circundantes se apagan poco a poco mientras camino por diferentes espacios que ayudan a la mente a descansar. Me reciben los jardines del Orquideorama José Jerónimo Triana, una estructura que parte de un módulo de geometría hexagonal bajo la cual se aprecia una exhibición permanente de diversas colecciones de plantas vivas, como orquídeas y bromelias.

El Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín sirve para albergar exposiciones. Foto: Juan Uribe

El Orquideorama del Jardín Botánico de Medellín sirve para albergar exposiciones. Foto: Juan Uribe

Este espacio también alberga exposiciones, entre ellas Expoheliconias (a principios de diciembre) y Orquídeas, pájaros y flores (en agosto, durante la Feria de las Flores), que organiza la Sociedad Colombiana de Orquideología.

Al salir del Orquideorama, en dirección hacia las montañas orientales, llego a la laguna Francisco José de Caldas, una muestra de cómo eran los humedales que desaparecieron de la planicie de inundación del río Medellín a causa del desarrollo urbanístico de la ciudad.

La laguna Francisco José de Caldas, en el Jardín Botánico de Medellín, es hogar de garzas, patos y otros animales. Foto: Juan Uribe

La laguna Francisco José de Caldas, en el Jardín Botánico de Medellín, es hogar de garzas, patos y otros animales. Foto: Juan Uribe

Este sitio es el hogar de garzas blancas, iguanas, patos y otros animales, y es el punto al que los turistas llegan atraídos por la fascinación que ejerce el agua en los seres vivos. La mirada se hunde en las aguas verdes, salta de un loto a otro y recorre el contorno de la laguna.

Nada extraordinario está sucediendo y, sin embargo, las personas se detienen junto a las barandas metálicas que las separan del cuerpo de agua. De sus bolsillos sacan celulares con los que inmortalizan el momento y luego se quedan contemplando las maravillas simples de la naturaleza, viendo cómo este sitio nos devuelve parte de la esencia del ser humano.

Los visitantes descansan bajo la sombra de los árboles en el Jardín Botánico de Medellín. Foto: Juan Uribe

Los visitantes descansan bajo la sombra de los árboles en el Jardín Botánico de Medellín. Foto: Juan Uribe

Otros planes en el Jardín Botánico

Un buen lugar para visitar en el Jardín Botánico de Medellín es el restaurante In Situ, que está abierto para almorzar de lunes a viernes de 12:00m a 3:00 p.m.; sábados, de 12:00m a 3:30 p.m.; y domingos y festivos, de 12:00m a 4:00 p.m. También hay horarios para desayunos y cenas. Informes: (4) 3208507, 4445500 ext. 138; restauranteinsitu@jbotanico.org

En el Jardín Botánico de Medellín también se ofrecen talleres, recorridos guiados, programas nocturnos y conferencias, entre otras actividades. Informes: Jardín Botánico de Medellín

En Metro se puede llegar al Jardín Botánico de Medellín. Hay que detenerse en la parada Universidad. Foto: Juan Uribe

En Metro se puede llegar al Jardín Botánico de Medellín. Hay que detenerse en la parada Universidad. Foto: Juan Uribe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
Read previous post:
10 delicias colombianas del reino animal

El cuy, el cerdo y la langosta son algunos animales que nos proporcionan sabores inolvidables dentro de la variada gastronomía...

Close