Hacienda El Roble, paraíso del café

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

 

En la Hacienda El Roble, en la Mesa de los Santos, se cultiva uno de los mejores cafés de Colombia. Aquí, algunas imágenes de este lugar de Santander.

 

Los senderos que atraviesan los cafetales en la Hacienda El Roble están rodeados de árboles. Foto: Juan Uribe

Los senderos que atraviesan los cafetales en la Hacienda El Roble están rodeados de árboles. Foto: Juan Uribe

Las chicharras y los pájaros se encargan de la música de fondo; el aserrín que tapiza los senderos amortigua las pisadas mientras la sombra de nogales cafeteros, guamos, anacos y galapos, entre otros árboles, protege del sol a quienes recorren los cafetales en la Hacienda El Roble.

En este lugar del departamento de Santander, ubicado a una hora por tierra hacia el sur desde Bucaramanga, se cultiva uno de los mejores cafés de Colombia. Los granos que aquí se recogen han sido reconocidos internacionalmente por su calidad. Incluso, en los empaques de este café orgánico se ve, entre otros sellos, uno que llama la atención: Bird Friendly (amigable con las aves, en español).

Esta certificación la otorga el Smithsonian Migratory Bird Center, de Estados Unidos, una entidad que con este sello asegura que en los bosques tropicales en donde se produce el café las aves migratorias encuentran un refugio seguro durante sus travesías, a veces de miles de kilómetros.

Por eso no es extraño saber que en la Hacienda El Roble se han observado 126 especies de pájaros. Abundan tángaras azules y rojas; pero también azulejos, cardenales, pájaros carpinteros y muchas otras aves que con sus aleteos alegran a los visitantes.

*Invitación de Cotelco Santander, Bucaramanga Convention Bureau y Gobernación de Santander

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
Read previous post:
El sabor de los viajes

Esta columna la escribí para la revista Paladares, del periódico El Colombiano, de Medellín. Es una invitación a cruzar los...

Close