Graffitour, arte en la Comuna 13 de Medellín

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

El Graffitour les permite a los turistas apreciar los muros de la comuna 13 y conocer las historias de esta zona del occidente de Medellín.

La amistad es uno de los temas que se tratan en los muros que se ven durante el Graffitour por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

La amistad es uno de los temas que se tratan en los muros que se ven durante el Graffitour por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

 

‘Kábala’. Así es conocido Dairo Hidalgo, quien hoy nos guía por las calles inclinadas del occidente de Medellín. Este es el Graffitour, “un recorrido histórico, estético y político por la comuna 13”, como dice Jeihhco – Jeison Castaño -, coordinador de Casa Kolacho, una escuela que también es un centro cultural en el que las personas de la comunidad pueden aprender sobre los cuatro elementos clásicos del hip hop (grafiti, dj, break dance y rap), además de fotografía y producción audiovisual.

Además de ‘Kábala’, conmigo está un grupo de unos 15 visitantes de países como Australia, Francia y Estados Unidos que llegaron a estas laderas para conocer la realidad de un sitio que por varios años ha sufrido el estigma de la violencia y de la muerte; pero que poco a poco se ha convertido en un lugar atractivo para los turistas.

¿Turístico un sitio que ha sido escenario de enfrentamientos armados? ¿Que ha ocupado titulares de noticieros y periódicos por culpa de sicarios y de combates en las calles? Parece extraño, pero así es.

Turistas extranjeros suelen recorrer las calles empinadas de la Comuna 13 de Medellín durante el Graffitour. Foto: Juan Uribe

Turistas extranjeros suelen recorrer las calles empinadas de la Comuna 13 de Medellín durante el Graffitour. Foto: Juan Uribe

Varios de quienes esta tarde siguen los pasos de Kabala no hablan español y ‘Kábala’ no habla inglés. Por eso un traductor interpreta sus palabras, que brotan con rapidez: “Mientras algunos hacían la guerra otros estaban cantando, bailando; estaban mostrando otras alternativas, otras formas de vivir. Pero eso no salió en las noticias. Hoy nosotros contamos la parte triste porque es necesaria para poder tener la transformación; pero le damos fuerza a esta otra cara de la historia: la de los que no disparaban bala sino pintura y canciones”.

El discurso de ‘Kábala’ conmueve. Sobre todo cuando estamos arriba en las lomas y vemos que esta iniciativa ha ayudado a mejorar vidas. Vidas como la de doña Consuelo, que desde hace 15 años prepara helados caseros y ahora se los puede vender a los visitantes por 700 pesos para sostener a su familia.

Los muros de la Comuna 13 de Medellín que se ven en el Graffitour hablan de la unión de los habitantes de este sector del occidente de la ciudad. Foto: Juan Uribe

Los muros de la Comuna 13 de Medellín que se ven en el Graffitour hablan de la unión de los habitantes de este sector del occidente de la ciudad. Foto: Juan Uribe

“El producto es delicioso y así se apoya a la economía local, que es otro de los objetivos del Graffitour: empezar a generar cosas positivas en el barrio. También vamos a la cafetería del 20 de julio y compramos empanadas dulces; y donde una señora que vende empanadas y tortas de chócolo”, explica el guía.

“Es un reconocimiento a nuestras madres, a la labor de la mujer dentro del hogar. El papá muchas veces no estaba; estaba en la guerra o estaba trabajando. Y era la mamá quien dirigía el hogar, quien siempre estaba ahí”, indica ‘Kábala’.

El Graffitour se ha convertido un instrumento para que los habitantes de la Comuna 13 de Medellín les cuenten sus historias a los turistas. Foto: Juan Uribe

El Graffitour se ha convertido un instrumento para que los habitantes de la Comuna 13 de Medellín les cuenten sus historias a los turistas. Foto: Juan Uribe

En ‘La 13’ el grafiti está presente en los muros, que cuentan historias. Se destaca una, en una pared pintada de azul: allí se ve a una manada de elefantes que ondean pañuelos blancos con sus trompas, imitando la valentía que demostró una señora durante la Operación Mariscal, una acción militar del Estado que tuvo lugar en 2002.

La mujer gritaba “No más guerra” desde su ventana y fue a recoger a un niño que había sido herido por un disparo y estaba tendido en la calle. Al ver la escena, los vecinos tomaron parte. Alguien comenzó a golpear ollas con utensilios de cocina en protesta por las balas. El ruido metálico fue multiplicándose.

“Cuando se oían las balas, las personas hacían sonar las ollas y se calmaron los disparos”, cuenta Kábala. Al final, al menos por unas horas, la gente había vencido a la guerra. Ese es uno de los mensajes principales que transmite el Graffitour: que la gente puede derrotar a la violencia.

El 'Mural de los enamorados' es uno de los que se destacan en el Graffitour que se lleva a cabo por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

El ‘Mural de los enamorados’ es uno de los que se destacan en el Graffitour que se lleva a cabo por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

Durante el Graffitour las calles siguen apuntando al cielo y las imágenes brotan de los muros. Mariposas de colores, flores y hongos; dos niños abrazados, como posando para una foto; una pareja de amantes se besa, los ojos cerrados. Incluso los techos de zinc de las casas de ladrillo son obras de arte. En ellos abundan pájaros, mariposas y flores.

El grafiti es apenas una de las expresiones artísticas que promueve Casa Kolacho. Otra muy importante es la música, que llega al corazón con mensajes como el de la canción Aquí sí hay amor, del grupo C15: “Se siente en mi gente otro ambiente latente. Te invito a que visites esta tierra de occidente. Puro amor, pura pasión. Son luchas con corazón. Camina por mis calles, ven conoce mi versión. Un muro con otros colores, olores, sabores, mejores amores, soñadores, autores; de la felicidad gestores. Somos nosotros los hacedores de propuestas contra el dolor, propuestas que te retumban y dicen que aquí sí hay amor”.

Jeison Castaño, conocido como Jeihhco, es el coordinador de Casa Kolacho, el sitio de donde parte el Graffitour por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

Jeison Castaño, conocido como Jeihhco, es el coordinador de Casa Kolacho, el sitio de donde parte el Graffitour por la Comuna 13 de Medellín. Foto: Juan Uribe

La letra de la canción está ligada al origen del grupo, fundado por Kolacho, un amigo de Jeihhco que fue asesinado en 2009. “El C15 fue un avión que se pidió a Estados Unidos para una guerra, pero cuando llegó ya la guerra se había acabado. Entonces se usó para sacar refugiados y para labores humanitarias. Nosotros hacemos la metáfora de lo que somos para la sociedad: que los jóvenes de las comunas nacimos para la guerra, pero decimos que no tiene que ser así. Se trata de decir no a la guerra y de aportar algo a la sociedad para tener un mejor planeta”, explica Jeihhco.

Un objetivo esencial del Graffitour es eliminar prejuicios. “Queremos que conozcan nuestro territorio, nuestras historias, nuestra identidad; que conozcan lo que hemos vivido, lo que hemos sufrido; pero también lo que hemos gozado, lo bueno y lo malo”, agrega Jeihhco y hace énfasis en que esa experiencia de primera mano es la que los miembros de Casa Kolacho desean que tengan los visitantes.

Una experiencia que termina con los turistas, pintura en aerosol en mano, estampando su firma en una tabla de madera. Es una forma de dejar huella en la comuna 13, de hacerse parte de ella. Es una manera de vivir y sentir un lugar que gracias al Graffitour se siente más cerca del corazón después de haber caminado por sus calles.

*El Graffitour cuesta $25.000 por persona. Informes: 3128895564; casakolacho@gmail.com.

'Kábala' les ofrece a los visitantes del Graffitour de la Comuna 13 de Medellín la experiencia de pintar mensajes con aerosol. Foto: Juan Uribe

‘Kábala’ les ofrece a los visitantes del Graffitour de la Comuna 13 de Medellín la experiencia de pintar mensajes con aerosol. Foto: Juan Uribe

Medellín desde el aire

Un plan novedoso que pueden llevar a cabo quienes visitan Medellín es el sobrevuelo en helicóptero por la ciudad. Además de este programa, la empresa Fly Colombia City Tour ofrece otras rutas, entre ellas una que lleva a los turistas a ver el Peñón de Guatapé (aquí está mi post sobre el Peñón de Guatapé).

Los pasajeros viajan en un helicóptero con capacidad para 6 pasajeros o en un avión que puede transportar a 8 personas. Según las condiciones climáticas, pueden volar a 300 metros de altura sobre el terreno. Fly Colombia City Tour diseña experiencias a la medida, como pedidas de mano, celebraciones de cumpleaños, aniversarios y reuniones de amigos, entre otros eventos.

Informes: (4) 3626046, (4) 3622158, 3122861917; reservas@flycolombia.com.co; www.flycolombia.com.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×
Read previous post:
El Peñol, el mejor mirador de Antioquia

  La Piedra de El Peñol, conocida como el Peñón de Guatapé, es una roca de unos 200 metros de...

Close