Subir a la terraza del Palacio de Comunicaciones es un buen plan para quienes llegan a Madrid y quieren apreciar una panorámica distinta de la capital de España.

La ciudad de Cholula, vecina de Puebla, guarda tesoros como su pirámide y la iglesia de Santa María Tonanzintla, expresión del barroco.

  Esta ruta sencilla y encantadora por Praga comienza en el castillo, atraviesa el puente de Carlos y termina en la plaza de la ciudad vieja.

Montar en los tranvías de San Francisco, los únicos del mundo que son jalados por cables subterráneos, es una experiencia inolvidable.

El mole, símbolo de la gastronomía de Puebla, es el plato que probé en esta ciudad mexicana. Es una delicia preparada a base de chocolate, chile y especias.